27.3.17

Hablemos de Dios...


El día de hoy quiero hablar de Dios, hay tantos temas de chicas relacionados con Dios que se pueden tocar, pero el día de hoy vamos a hablar de nuestras metas.

Solo hay una cosa de la que podemos estar completamente seguras y es que todas pensamos diferente en cada aspecto de nuestras vidas. Por ejemplo si hablamos de metas estoy segura que mis metas más anheladas ni siquiera pasan en la mente de la mayoría de ustedes. Hay muchas que vinieron a este mundo con el propósito y la ilusión de casarse y formar una familia. Y cuando están en el altar dando el si a la persona que más aman en este mundo se han realizado y sienten que llegaron a la meta. Claro la vida sigue después de esto y ser madres es otro de sus grandes sueños por lo que siguen el patrón puesto por Dios de la familia. 

Pero hay otro tipo de personas a las cuales no les emociona tanto el típico cuento de hadas, sienten que vinieron a este mundo a hacer algo más, a hacer la diferencia. Un mundo podrido en corrupción donde el consumismo engaña a las personas para comprar cosas que no necesitan dejando de lado la humanidad. 

No importa en donde están tus sueños, metas e ilusiones de estos dos ejemplos completamente opuestos o si estas en algún lugar de en medio, lo importante es que si quieres llegar a la meta y cumplir tus sueños te voy a dar el mejor consejo que me han dado en la vida (gracias a esto hoy soy tan feliz, "y eso que ni siquiera he recibido por lo que he orado"). 

Entrégale todo a Dios, tu vida, tu corazón, tus sueños e ilusiones, tus metas, ora todos los días y lee la Biblia y verás como tu vida se va transformando en la vida de tus sueños.